Bailes carnavalEn mis manos sostengo nuestro matutino “Nuevo Diario” de Santiago del Estero, correspondiente al martes 12 de febrero de 2013. En su página 12, se presenta el artículo “Los bailes de carnaval: papel picado, agua perfumada y serpentina” (a la derecha, el copete escaneado del artículo).

Ustedes se preguntarán ¿qué tiene que ver esto con nuestra temática de blog estrictamente musical sobre el rock and roll? Pues, que no existirá nunca un sitio, en ninguna parte del mundo, donde se festeje el carnaval con la música de rock and roll ausente.

Los músicos que recrean este ritmo en Santiago del Estero, lo saben y están absolutamente convencidos que así es hoy y lo será por siempre; aunque Elvis Presley ya ascendió a la ionmortalidad. 

Rafael LedesmaPrecisamente, en este artículo deseo presentarles a mi amigo: Rafael “Rafa” Ledesma, diestro músico cultor de ritmos populares entre los que será obligado incluir al rock and roll. Además, quien esto escribe, alguna vez integró el prestigioso grupo de Los Rocklands, cuando en las voces se lucía Tito Vera1.

A continuación incluiré una entrevista que el Nuevo Diario mantuvo con Rafa, a propósito de la euforia que causan los festejos del carnaval  santiagueño, tan apreciado en toda la extensión de nuestra Argentina y más allá de sus fronteras también.

En los años setenta nacieron muchas bandas rockeras que animaban los encuentros que se hacían en los clubes de toda la provincia. “Rafa” Ledesma fue testigo de una época de esplendor irrepetible. 

Los bailes de Carnaval están muy arraigados en la vida de los santiagueños y especialmente en los músicos que amenizaban cada fin de semana los distintos clubes, no solo de la ciudad Capital y La Banda, sino también de todo el interior provincial. Nuevo Diario habló con “Rafa” Ledesma, uno de los integrantes del grupo Los Rockland’s y del Grupo Octubre.

El periodista interroga a Rafa:

Los Rocklands.¿Cómo fueron tus comienzos?

A los 14 años ya subía a un escenario, primero haciendo folclore en un conjunto que se llamaba Los cantores del Inti Rupaj (Sol caliente). El sueño de todo chico, aspirante a músico folclorista, era llegar a Cosquín y hacia allí fuimos. Luego de unos días, mi vieja me pidió que vuelva porque me extrañaba. Después de esa incursión por el folclore, se presentó en mi casa un chico que cantaba en los parquecitos orilleros (pequeños parques de espectáculos), que se hacía llamar Jhonny de Lara. Con él vamos hacia al rock and roll y armamos y tocamos con “Los Rockland’s”… luego vendrían “Los Pescadores de Colombia”

¿Cómo llegaban a tus manos los discos, con los temas?

Había gente que escuchaba muchos discos y a los 16 ya me encontraba haciendo algunas letras y me las grababa Jimmy Kempf 2. Cantaba algunas composiciones mías, algunos temas de “Rudy” Quiroga y de Juan Carlos Alberto. También cantábamos en los cabarets con un grupo internacional integrado por “Paco” Valdez (trompeta y voz), Manolo Trejo, (batería), Patiño Ponce (bajo) y yo en teclado.

Los Rocklands 2¿Cómo llegas al Grupo Octubre?

Rubén Villa (QEPD), que tocaba el teclado y la guitarra, se fue a Buenos Aires y yo entré en su lugar al grupo. Me integré al conjunto en 1972 o 1973. El golpe militar nos encontró en plena grabación del primer disco, “Por un camino es el amor”.

¿Cómo los contactaban los clubes?

Venían a los bailes y hablaban con nosotros. “Toto Buitrago” fue el primer representante (promotor) que hubo en Santiago del Estero y que tuvieron Los Rockland’s. Toto nos organizaba y teníamos contrato tres meses antes. Hacíamos temporada tocando en Santiago y los domingos en LV12 de Tucumán y ahí nomás nos llamaban para quedarnos a los bailes. También hacíamos los bailes de Chaco: Gancedo, Charata, Villa Angela, SáenzPeña.

Bailes en capital¿Y cómo eran esos bailes?

Nunca había problemas, eran espectaculares, los bailes de Olímpico eran de la familia, en Tiro Federal y San Carlos se jugaba con soda, espuma, agua perfumada y serpentinas. Había grupos de chicas y muchachos que compraban telas y se hacían disfraces y los chicos jugaban durante todo el carnaval y convivía la música nuestra, bailable con el tango. La orquesta de Arnaldo Rodríguez, Refasi, Martín Rodríguez y el maestro Luis Napoleón Soria. El chamamé entraba, pero muy poco. Los bailes tenían unos quince minutos de paso doble, lo que era una obligación para que los matrimonios salgan a bailar. El que quería jugar, jugaba y el que no, no. No se andaba de remera abierta, sino de sport elegante o de traje, había barras de chicas o de muchachos. No había luz difusa sino que los bailes tenían foquitos de colores pero con todas las luces encendidas. Se veía desde afuera que había mucha iluminación.

Bailes en el interior¿Arriba del escenario, tenían alguna rutina?

Las orquestas3 como Los Rockland’s tenían que tocar uno o dos temas instrumentales. La gente venía a bailar, estaba predispuesta. Las chicas estaban acompañadas por sus tías o madres y cuando tocábamos un rock todas salían a bailar. Era muy sano el baile.

¿A cuáles bandas recuerdas?

Había muchos conjuntos de rock, Los demonios del Ritmo (con Hugo Juárez), Los Demonios (con Leo Dan); en La Banda estaban Los Gibson, (con Rocky Land), Los Valiant (con Héctor Acosta), Los Cheer Fulls, Tomy Carabajal y los Tigres del Jazz, Las estrellas americanas del Jazz, Los Clevers, Ley 18.188, Los Zombies, y muchos otros, en fin…

¿Y los estudiantes, organizaban también los bailes?

Si, nos llamaban de todos los colegios del centro, eran fiestas bailables. Cuando estaban en cuarto año programaban beneficios para poder hacer su ‘viaje de estudios’ en quinto y organizaban los “asaltos” cinco o seis veces al año. Suncho Corral era una plaza fuerte, loas suncheños eran muy “bailongueros”4.

¿ Qué disquería recuerdas de aquéllos tiempos?

Radar, Casa Tati, Olivares, Moglia, Mi Disco, Vértice Musical en La Banda. Traían discos de Buenos Aires.

¿Para qué sellos musicales grabaron?

Grabé con todos, RCA Víctor, Emi Odeón, Music Hall, Philips, Polidor, CBS, Panasonic. En aquel entonces conozco al director artístico de RCA Víctor, Tommy Farrell, quien nos enganchó para grabar. Se grababan simples y si vendías, seguías grabando. Grabé en esa época temas como “Lejos de Santiago”, “Seis letras tiene tu nombre”, eran verdaderos éxitos de los años 70.

En un escenario de carnaval.


____________________
NOTAS:
  1. Tito Vera: quien integrara posteriormente el muy exitoso grupo vocal folcrórico “Los Sombras Azules”.
  2. N.del E.: Un joven muchacho (QEPD) que trabajaba como técnico en la radio local LV11, inquieto por el rock and roll y toda otra música popular sonante. También poeta y cantor exitoso.
  3. N.del E.: Hoy llamados “grupos“.
  4. N.del E.: Hoy se dicen “bailanteros”.

Comments are closed.